miércoles, 24 de junio de 2015

Cómo colocar los vinilos sin burbujas

Los vinilos decorativos son la alternativa decorativa que está de moda, pues son económicamente accesibles, de diversos colores e infinidad de diseños. Pero una problemática que se puede presentar es que haya partes del vinilo donde queden atrapadas burbujas de aire. Para colocar los vinilos sin burbujas se deben seguir algunos pasos que harán más sencilla y eficiente su instalación.
Prepara la superficie

Una de las claves para colocar los vinilos sin burbujas consiste en preparar bien la superficie donde será instalado. Uno de los productos con los que puedes limpiar las paredes, vidrios o baldosas donde instalarás los vinilos es el alcohol utilizado para quemar, pues arranca la grasa, rastros de cera, polvo y manchas que pueda haber en ellas. Debes evitar utilizar los productos que contengan amoniaco, pues durante el secado puede despedir gases que generen la formación de burbujas entre el vinilo y la superficie.

Vinilo infantil bosque


Revisa el vinilo

Por lo general, el vinilo decorativo se almacena en rollos pero puede suceder que se doble un poco o que se arrugue mientras esté guardado. Para colocar los vinilos sin burbujas debes verificar que esté totalmente liso y en caso contrario, plancharlo a muy baja temperatura por el lado de la protección autoadhesiva.

Instalación en húmedo

Los vinilos decorativos pueden instalarse tanto en seco como en húmedo, tomando un rociador de agua con apenas una gota de jabón disuelto. Éste tipo de instalación es muy práctica en grandes superficies pues permite pegar y despegar los vinilos decorativos sin que éstos se dañen.


Para colocar los vinilos sin burbujas utilizando éste método, debes rociar tanto la superficie donde lo instalarás como su parte autoadhesiva. Empieza a pegarlo desde el centro hacia las orillas ayudándote a estirarlo con una espátula. En caso de que se formen burbujas, se despegará fácilmente para que puedas repetir el procedimiento.

martes, 24 de febrero de 2015

Consejos para reformar nuestro hogar

Reformar nuestra vivienda es quizá uno de esos planes que nos hemos puesto como meta para algún momento del nuevo año. Será importante que tengas en consideración algunas recomendaciones para que todo marche como lo esperas. Recuerda que aplicar una reforma para una casa puede traer como consecuencia resultados inesperados y debes prepararte para ello.

* Empieza por plantear una lista de necesidades que van a ser cubiertas una vez se termine con la reforma de la vivienda. Para ello, te aconsejamos hacer una lista con los inconvenientes actuales y con los puntos fuertes que deben ser potenciados. En esta etapa previa vas a pensar en las expectativas que tienes y las necesidades a cubrir.

* Más allá de todas las expectativas que tengas en mente, siempre habrá un tope de gastos para el proyecto de reforma en el que te estás embarcando. Por tanto, es necesario que consultes múltiples presupuestos, como los ofrecidos en hazmeprecio. * Contrata a un profesional. Es cierto que todo dependerá de la magnitud de la reforma que vayas a llevar a cabo para la vivienda, pero siempre será recomendable que sea una persona especializada en el tema la que se encargue de cada uno de los trabajos.

 * Adapta los espacios a tus necesidades. Las soluciones en una reforma para tu vivienda deben ser adecuadas para lo que requieras. En ese sentido, evita las soluciones que sean pasajeras y siempre piensa en la funcionalidad, la comodidad y la calidez de las estancias. Un arquitecto es un profesional con todas las herramientas para guiarte durante la toma de estas decisiones, por lo que el sobrecoste que representa puede merecer la pena.

 * Permisos municipales. Las obras que se realizan durante un trabajo de reforma de una vivienda pueden requerir de este tipo de permisos. Es mejor que lo averigües previamente para evitar problemas en el futuro. Para ello, visita a tu ayuntamiento para que te informen de todos los permisos que son necesarios, especialmente en obras de gran calado.

viernes, 26 de diciembre de 2014

Reformas de baños y cocinas Barcelona


Existen muchas formas para poder mantener tu casa de la mejor manera, quizás ya has probado a la decoración de tu cocina, haz colocado adornos en las paredes, haz pegado todo tipo de cosas en el refrigerador o lo has movido de un puesto a otro una y otra vez y quizás aún no estés satisfecho. Déjame decirte que lo mejor que puedes hacer son las reformas de cocinas y baños para tu casa. Estas se encuentran disponibles en Barcelona a través de personal totalmente calificado.

Reformas de cocinas
Al realizar reformas en tu cocina vas a tener la oportunidad de tener un mejor lugar para disfrutar de eso que tanto te encanta, es decir cocinar. Déjame decirte que será necesario realizar cambios significativos en tu cocina y estos son conocidos como reformas. A través de ellos podrás darle una nueva apariencia a tu cocina, recuerda que no se trata solamente de estilo sino también de aprovechar al máximo el espacio disponible y muchas cosas más. Puedes realizar un cambio total en la pintura, recuerda elegir un color que se vea bien limpio en la cocina pues no cualquiera puede ser admitido en este lugar.


Puedes hacer reformas de los muebles que tienes en la cocina como por ejemplo el lugar donde se colocan los platos limpios. También puedes hacer cambios en el piso de la cocina o en el techo. Coloca además todo lo que pueda ser útil al momento de estar cocinando y cambia totalmente toda tu cocina.

Reformas de baños
Los baños también se pueden reformar completamente, quizás no caería nada mal realizar un cambio total de todos los azulejos, o cambiarle el color a la tina de baño. Puedes incluso hacer modificaciones más grandes como por ejemplo mover el puesto de los inodoros, colocar un lavamanos en otro lugar, etc… en fin todo va a depender de las necesidades que tu tengas con respecto a tu baño.


Las reformas de cualquier cosa en tu hogar puedes realizarlas confiándoselas a personas profesionales, es decir gente con experiencia y que te garanticen que vas a recibir un buen trabajo. De nada sirve hacer cambios en tu cocina o baño si estos al final no van a valer la pena. En Barcelona hay bastantes lugares disponibles para trabajar con las reformas en tu vivienda, el trabajo será exitoso si la persona que lo realiza sabe hacerlo bien.

miércoles, 29 de octubre de 2014

¿Cómo elegir el color de tu boda?

El color que vas a elegir para tu boda es uno de los elementos más importantes, si buscas encontrar la clave para que todo se vea completamente unificado y además poder demostrar tu estilo tienes que entender la relación que existe entre varios colores. A continuación te queremos dar unos tips para que el color que elijas sea el perfecto para tu boda.

Color preferido
Lo primero que debes de hacer para poder elegir el color ideal de tu boda es tener muy en claro cuál es tu color preferido, partiendo desde allí será más fácil.

Colores del entorno
Debes de hacer una búsqueda de los colores que son predominantes en el entorno donde piensas hacer la celebración de tu boda, por ejemplo si estás hablando de una playa cerca del mar podrías hacer uso de los colores azules o celestes ya que estos van a predominar tanto en las aguas como en el cielo, si por ejemplo fuera en el campo podrías utilizar verde y así sucesivamente.

Estaciones del año
El color de tu bodaDebes de tener muy presente en que estación vas a realizar tu boda, la madre naturaleza nos da inspiraciones para las bodas. Por ejemplo en la estación de verano van a predominar mucho los colores brillantes, los amarillos, coral, fucsia, turquesa, etc… van a lucir brillantes y a resaltar la estación. En cambio en primavera lucen los colores que son un poco más delicados, por ejemplo podrías utilizar el color crema, rosado, lila, peach, beige, azules o verdes.

En otoño luce mucho el color café, también puedes hacer uso del color naranja, todo lo que tenga tonalidad de colores estilo tierra. Por su parte en el invierno lucen más los colores que inspiran el frio como por ejemplo el blanco, azul, oro, plata, o tonos muy definidos como por ejemplo el morado y el rojo.